lunes, 30 de mayo de 2011

Un diseñador que trabaja en retail

Como opciones de verano para un diseñador, una en la que puede aprender bastante es trabajar en retail, que quiere decir venta al menudeo. Esto es trabajar en una tienda, vendiendo directamente a la persona que usará la ropa. Aquí hay cinco razones por las que un diseñador se enriquece trabajando en retail:
  1. Conoces lo que busca el consumidor: en cuanto a telas, cortes, diseño... qué prendas busca el consumidor. Además aprendes a averiguar qué busca el consumidor, pues normalmente no conoce los términos correctos de lo que quiere o no quiere, y como vendedor aprendes a conseguir esa información. O a la vez, conoces los 10 nombres que se le pueden dar a una sola prenda.
  2. Aprendes el proceso que sigue la mercancía al llegar a las tiendas hasta que sale la última pieza. Las fechas, las ofertas, el acomodo.
  3. Reconoces los hábitos de compra de un nicho de mercado determinado.
  4. Te relacionas con las prendas y accesorios, en las horas en que no hay clientes, lo único que puedes hacer es ver la ropa, tocarla, analizarla, ver su calidad y acabados.
  5. Descubres lo que debe de tener una tienda de moda físicamente: características de bodega, probadores, etc. y todo lo que implica en cuanto a limpieza y mantenimiento.
El vendedor debe de prepararse, debe saber qué fibras contiene la prenda, qué talla le queda mejor al cliente, y cómo aconsejar usar las prendas dependiendo del cuerpo y estilo del cliente.
En la temporada navideña del 2007 trabajé en una tienda en Galerías Monterrey. Aunque en ese tiempo no me llamaba la atención dedicarme a la moda, fue una experiencia enriquecedora. Al principio, me sentía una vendedora simple, mis compañeras eran chicas de mi edad que habían dejado de estudiar y no aspiraban a nada más, yo estaba en mi último año de prepa, preparándome para entrar a la universidad. El choque cultural sí fue fuerte, yo aprendía francés cuando mi jefa no tenía buena ortografía en español, y aún así era mi jefa, y aún así ella podía quitarme mis horas de descanso si algo no le parecía. Como vendedora me tocaba también acomodar la mercancía, desempaquetarla, barrer y sacudir antes de abrir, hacer conteo antes de cerrar, sacar la basura, y pasar todo el día parada. Las ventajas fueron obviamente el aprendizaje, los precios para vendedoras, y las increíbles ganas de superación, antes quería que me fuera bien, pero después de esa experiencia trabajé realmente para que me fuera bien.

"Trabajando en una tienda, siempre estás rodeado de ropa. La tocas, la ves, te la pruebas, ves a otros probársela. Absorbes conocimiento como por osmosis" Phillip Lim

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

I am glad to read your thoughts about this post and visit your blogs if you leave me your link. I speak Spanish, English and French, so you can comment in the language you feel most comfortable with.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...