sábado, 12 de noviembre de 2011

Abriendo los ojos al lujo

Al convivir con los franceses, uno inmediatamente puede apreciar la diferencia en la percepción de la moda y cómo eso influye en las ventas.
Los mexicanos le tenemos miedo a dos palabras importantes del sector: moda y lujo. El lujo nos hace pensar en egoísmo, en despilfarro, en dinero mal gastado, en culpabilidad. La moda para el mexicano promedio es tan superficial, que es mejor no tomarla en cuenta.
Para el francés no puede ser más diferente. El francés más filosófico se viste bien, es elegante y consciente de su imagen. El lujo es arte, tal vez inalcanzable, pero lo respetan.
Las tiendas de lujo que creemos que sólo son para artistas, políticos y un par de esposas millonarias, y por lo tanto siempre están vacías, aquí están llenas, en fines de semana se batalla para caminar, y es gente que en su mayoría se sube al metro, trabaja, pero que busca calidad, originalidad, estilo y el autodefinirse por medio de lo que usa.
El francés no le tiene miedo, al contrario, la moda es parte de ellos.
Las ofertas no son maravillosas (hasta donde he visto) pero los europeos ganan euros, y por lo tanto los precios (que son planeados en euros) son no accesibles, pero reales. Para México, los precios (que casi siempre son solamente una conversión) son impensables.
Creo que la moda en México no puede crecer sin ponerse a pensar cómo atraer al cliente hacia el lujo, o por lo menos a respetarlo. Mientras sigamos sin tomar en cuenta a la moda como un ingreso serio, seguiremos sin explotar verdaderamente una fuente económica fuerte.

Foto: Galeries Lafayette

No hay comentarios :

Publicar un comentario

I am glad to read your thoughts about this post and visit your blogs if you leave me your link. I speak Spanish, English and French, so you can comment in the language you feel most comfortable with.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...