jueves, 25 de septiembre de 2014

El feminismo de Emma Watson: el pecado sería no hacer nada



Amigos quiero compartirles este post que publiqué el día de ayer en mi otro blog, referente al discurso de Emma Watson en la ONU.

Enlace original: http://nataliagutmor.blogspot.mx/2014/09/el-feminismo-de-emma-watson-el-pecado.html

Para este día, la mayor parte de las mujeres que usan redes sociales ya vieron el discurso de Emma Watson en la ONU sobre el feminismo.

Hay muchas cosas que me encantan de ese discurso, pero unas pocas me desconciertan.

Emma empieza su discurso definiéndose como una feminista. Su definición del feminismo es "La creencia de que hombres y mujeres deberían de tener iguales derechos y oportunidades. Es la teoría sobre igualdad política, económica y social de los sexos". Hasta este punto, me parece perfecto. Emma Watson continúa diciendo que se ha dado cuenta de que el término feminista se ha asociado con el odio a los hombres y la agresividad.

Desgraciadamente, esta mancha es real, y existe por grupos radicales de mujeres que reclaman derechos con violencia. Titulares como "Feministas topless interrumpen desfile de moda", "Feministas topless comienzan a gritar insultos en la Catedral de Notre-Dame de Paris", "Feministas topless insultan a cardenal católico durante una conferencia" abundan, sobre todo en Europa. Y pierden credibilidad para su causa al violentar a sus propios cuerpos marcándolos con insultos. Siempre me han dicho "en el pedir, está el dar". Si no pedimos las cosas de una manera amable e inteligente, es seguro que no las obtendremos.

Estoy feliz de que Emma Watson, que tiene una influencia muy grande entre los adolescentes y adultos jóvenes, haga un llamado a un nuevo feminismo.

Cuando menciona que ella cree en la libertad de las mujeres para tomar decisiones sobre su propio cuerpo, quise aplaudirle. Esta es una parte que ha causado mucha polémica, pero a mi me encanta. Porque si la mujer puede decidir únicamente sobre su cuerpo, entonces no puede decidir sobre el de un tercero. Y en el momento de la fecundación, dentro de la mujer está el cuerpo de un tercero. Por lo tanto, si tomamos esto en su sentido literal, el aborto no puede entrar en este discurso. Y al ser pro-vida, lo aplaudo. Espero que ella haya querido decir esto, aunque estoy segura de que no es así, pues la ONU siempre ha cambiado las palabras para referirse al aborto como un derecho.

Si la mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo, significa que la industria de la moda y la belleza no tienen derecho a llamarnos gordas o feas, o a meternos la idea de que no somos suficientemente buenas, valiosas o bonitas. Y también significa que la industria farmacéutica no tiene derecho a lavarnos el coco diciendo que los anticonceptivos solucionan un problema cuando son para disfrazarlo, ni para enmascarar los efectos secundarios de dichos tratamientos hormonales con estadísticas cuando las mujeres reales gritamos (incluyéndome a mí) que los horrores sufridos pueden llegar a ser peores que la enfermedad inicial. Este debería de ser un llamado a la comunidad científica para buscar curas reales a las dolencias de nosotras y a hablarnos con la verdad.

Y es por situaciones como éstas, que me uno en la petición de tener representantes mujeres que luchen por nuestros intereses. Aplaudo a las mujeres que luchan con dignidad porque seamos escuchadas, respetadas y valoradas al igual que a los hombres.

Pero no me gusta la comparación con los hombres. Creo que cada vez que la mujer se compara con ellos, termina cayendo en lugar de levantarse. ¿Por qué tenemos que limitarnos en ser como los hombres, si podemos ir más lejos? ¿Qué tal si fuimos hechas para algo más grande?

En mi opinión, el feminismo debería de luchar por la plenitud de la mujer, siendo mujer. Por los derechos laborales y humanos que ya lucha obviamente, pero creo que puede ir más lejos. Una de las mayores expresiones de la feminidad es la maternidad, y sin embargo los permisos de maternidad en muchos países son una vergüenza (cuando en Suecia son 60 semanas). Incluso es difícil que una mujer recién casada o embarazada consiga trabajo, porque las empresas temen darle el permiso. Y falta mucha legislación al respecto.

Tenemos que pensar todos que si las mujeres no podemos dedicar tiempo a la maternidad, entonces nuestra especie está en un grave riesgo, pues las tazas de natalidad terminarán por bajar, y los niños nacidos se verán privados de las atenciones personalizadas de la familia. Hasta los hombres deberían contar con el permiso de partir unos días cuando nace un hijo.

Las mujeres tenemos mucho que aportar a las empresas, y en los últimos años se lo hemos demostrado al mundo: somos creativas, organizadas, responsables... pero se nos olvida que tenemos algo mucho más grande, la familia.

Tanto hombres como mujeres son indispensables en la vida familiar. El papel de un padre es tan importante como el de una madre. Y a pesar de que ambos son seres sensibles, se trata de sensibilidades diferentes. Todos amamos, pero las mujeres somos las portadoras de ese amor.

Y el amar, nos hace vulnerables, pero no débiles. Me encanta que Emma diga que ambos sexos debemos de sentirnos libres de ser vulnerables, de pedir ayuda, pero también de ser fuertes. La fuerza no es exclusiva de los hombres. De hecho, creo que muchas mujeres han sido más fuertes que los hombres a lo largo de la historia.

Al final de su discurso, Emma dice que no sabe si está calificada para dar este discurso, pero le importa el problema y quiere solucionarlo. No, tal vez Emma no es la persona más capacitada para dar este discurso, pero tiene la influencia para luchar contra la violencia y la discriminación. Y al ser humana y mujer, tiene el deber de hacerlo.

Muchas mujeres (y sus familias) están sufriendo por la falta de equidad mientras discutimos el tema.

El pecado sería no hacer nada.

Porque la realidad es que si no hacemos nada tomará 75 años antes de que las mujeres puedan buscar tener un sueldo igual al de los hombres. 15.5 millones de niñas serán forzadas a casarse en los siguientes 16 años. Y las estadísticas actuales dicen que no será hasta 2086 que las niñas del África rural puedan recibir educación secundaria.

Si esto es el feminismo, cuéntenme dentro.

#HeforShe


  • Emma Watson. (2014). Emma Watson: Gender equality is your issue too. Septiembre 24, 2014, de UN Women Sitio web: http://www.unwomen.org/en/news/stories/2014/9/emma-watson-gender-equality-is-your-issue-too

3 comentarios :

  1. Hacia mucho que no pasaba a verte o mucho que no publicabas??? Me he encontrado este post tuyo y me ha parecido un acierto pleno. No se si sera Emma la mas capacitada, pero ha dicho lo que se tenia que decir... cierto, sensato y claro. Y a través de estas figuras públicas es la mejor manera de luchar en este mundo de popularidad y postureo
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. great blog, very inspiring. love emma , she is so stylish and smart :)
    lets follow eachother! just let me know and I will follow back :)

    - www.angelaah91.blogspot.nl

    ResponderEliminar
  3. Like Emma :)
    BLOG M&M FASHION BITES : http://mmfashionbites.blogspot.gr/
    Maria V.

    ResponderEliminar

I am glad to read your thoughts about this post and visit your blogs if you leave me your link. I speak Spanish, English and French, so you can comment in the language you feel most comfortable with.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...